Exhorta IMSS a evitar quemaduras con el uso de pirotecnia o luces navideñas.

Son frecuentes en urgencias los pacientes con quemaduras por uso de pirotecnia, descargas eléctricas por focos que instalaron en árboles navideños y hasta por descuidos en la preparación de alimentos

Salud / Redacción / Diciembre 06, 2015

Cd. Reynosa, Tamaulipas.-El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa, Tamaulipas, hace un atento exhorto a toda la comunidad a tener los cuidados necesarios para evitar quemaduras en esta temporada de fiestas decembrinas y de año nuevo, en el que tradicionalmente se utilizan fuegos pirotécnicos y luces artificiales, ya que su mal manejo puede provocar fatales accidentes.

La doctora Aracely Margarita García Hernández, titular de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N.° 33 de esta ciudad,  informó que los pacientes ingresados de emergencia por quemaduras cutáneas, aumentan en esta temporada debido a la falta de prevención en los festejos de la temporada.

Explicó que generalmente ingresan pacientes con quemaduras por uso de pirotecnia, descargas eléctricas por focos que instalaron en árboles navideños y hasta por descuidos en la preparación de alimentos, siendo los menores de edad, el sector poblacional más vulnerable a estos accidentes.

La doctora del IMSS exhortó a los padres de familia y adultos en general a evitar el uso de fuegos artificiales, y en el caso de que decidan hacerlo, que extremen precauciones con los menores de edad, de igual forma, con la colocación y encendido de los focos o guías de luces con que acostumbran cubrir árboles navideños, techos y paredes de los domicilios.

García Hernández clasificó en tres grados los tipos de quemaduras que puede llegar a sufrir una persona: Las de primer grado, que son las que más se atienden en este periodo del año, son quemaduras superficiales pues abarcan la piel y el tejido celular cutáneo.

Las quemaduras de segundo grado, explicó, afectan la capa externa y parte de la dermis provocando ampollas, enrojecimiento, hinchazón, dolor, posible pérdida de piel y apariencia lustrosa. Y las catalogadas de tercer grado, que requieren de una atención especial por ser las más graves, pues destruyen el tejido, penetrando el espesor de la piel atacando la epidermis y la dermis.

La directora de la clínica 33 mencionó que los síntomas de una quemadura se presentan al existir eliminación de las capas de piel, grasa expuesta, sobre infección, edema, y piel seca.

Finalmente, la doctora del Seguro Social reiteró que de sufrir algún accidente,  se acuda de inmediato al área de urgencias para la oportuna atención de las heridas y evitar mayores complicaciones.