* Rebasado el DF para atender violencia de género

-- Insuficientes leyes e instituciones ante incremento del delito

Reportaje / CIMAC / Julio 11, 2013

Por Anaiz Zamora Márquez.- El DF, entidad con una de las mejores maquinarias contra la violencia hacia las mujeres, no ha logrado abatir la incidencia de un flagelo que va en aumento.

Aunque en años recientes el Distrito Federal ha ampliado sus acciones e instancias para atender la violencia contra las mujeres, las cifras oficiales indican que lejos de disminuir estos delitos van al alza.

A 17 años de que entró en vigor la Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Familiar, ahora existen en el DF 16 Unidades de Atención y Prevención a la Violencia Familiar (Uapvif), refugios para mujeres, y seis unidades especializadas en la denuncia e investigación de los delitos sexuales.

La Secretaría de Desarrollo Social del DF (Sedeso) reporta que en los últimos cinco años alrededor de 918 mil personas fueron atendidas por los servicios contra la violencia intrafamiliar, en su mayoría mujeres (84 por ciento), y niñas y niños (10 por ciento).

La Sedeso también informa que desde 2008, cuando se creó el Programa de Reinserción Social para Mujeres Víctimas de Violencia Familiar, hasta 2012 fueron apoyadas 2 mil 547 mujeres en este rubro.

No obstante, las cifras de atención a víctimas no se traducen en una reducción en las agresiones de género. Todo lo contrario.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2011 (Endireh), en el DF la violencia de pareja aumentó en más de 8 por ciento en cinco años.

Mientras que en 2006 el 43.5 por ciento de las mujeres reportó haber sufrido un incidente de violencia en su relación de pareja, para 2011 el porcentaje ascendió a 51.9 por ciento, lo que coloca al DF como la cuarta entidad donde más se violenta a la población femenina, sólo superada por el Estado de México, Nayarit y Sonora.

A lo anterior se suman los datos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) que indican que de enero de 2011 a junio de 2012 fueron atendidos 15 mil 276 casos de violencia de género, mientras que en el mismo periodo ocurrieron 145 asesinatos de mujeres.

Asimismo, la alta incidencia en el número de delitos contrasta con las pocas órdenes de protección para mujeres víctimas de violencia expedidas por el Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar (CAVI) –dependiente de la PGJDF–, pues de acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, de enero de 2011 a junio de 2012 esa instancia sólo otorgó 564 órdenes, de las cuales se desconoce su seguimiento.

NORMAS E INSTANCIAS DE AVANZADA

El DF es una entidad pionera en legislar contra la violencia de género. En julio de 1996 entró en vigor la Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Familiar, con el fin de “establecer las bases y procedimientos de asistencia para la prevención de la violencia familiar en el Distrito Federal”.

La legislación impulsó la creación de programas de prevención y atención a la violencia familiar, así como de centros de atención a las víctimas.

De la PGJDF dependen, además del CAVI, el Centro de Terapia de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales (CTA); el Centro de Atención a Víctimas de Violencia Familiar (CARIVA), y el Centro de Atención Psicológica a Víctimas de Amenazas y Personas Generadoras de Violencia Familiar (CIVA).

La mayoría de estos centros y unidades brindan apoyo y asesoría a mujeres víctimas de violencia con personal en atención psicológica, jurídica y de trabajo social, para que posteriormente las mujeres sepan a qué instancia acudir y que ellas continúen el procedimiento.

Las capitalinas pueden acceder a programas de la Sedeso, como el Seguro contra la Violencia y el Programa de Reinserción Social. Para ello deben ser canalizadas por un centro o unidad de atención donde son evaluadas, es decir, no pueden solicitarlo directamente.

VIOLENCIA SEXUAL, TALÓN DE AQUILES

Con todo este aparato normativo e institucional, el gobierno local no ha podido abatir la grave violencia sexual contra las mujeres, toda vez que 18.8 por ciento de las capitalinas mayores de 18 años declaró haber sufrido ese tipo de agresión en algún momento de su relación de pareja, según la Endireh 2011.

ONU-Mujeres revela que en 2010 se denunciaron mil 162 violaciones sexuales, con un promedio de 27.6 mujeres violentadas por cada 100 mil capitalinas. La PGJDF tiene el registro de 2 mil 323 delitos sexuales denunciados en 2012.

Del 1 de marzo de 2011 al 29 de febrero de 2012, la Procuraduría ejerció acción penal en mil 813 indagatorias sobre violencia sexual, pero no especifica en qué consistieron tales acciones, así como tampoco detalla en qué manera se llevaron a cabo las pesquisas por parte de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales.

13/AZM/RMB