* Con inversión de 4 millones de pesos evitarán deserción escolar en Veracruz

-- Los recursos se destinan a las adolescentes embarazadas

Reportaje / CIMAC / Enero 16, 2012

Por Brisa Gómez, corresponsal.- El número de adolescentes embarazadas que requieren becas en Veracruz, resultó ser mayor de lo que se pensaba en 2010, por lo que la inversión federal para este programa tuvo que duplicarse durante 2011 y 2012, para impedir la deserción escolar, expresó Armando Alejandre Pulido, representante de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV).

En entrevista para Cimacnoticias el funcionario explicó que para 2010 se tenía contemplada una inversión de 2 millones de pesos para la entrega de becas de 500 pesos mensuales por adolescente embarazada o madre adolescente que lo solicitara.

Sin embargo los resultados del censo de población que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2010, revelaron que "el problema era más grave de lo que pensábamos", por lo que desde las oficinas centrales de la SEP se tomó la decisión de duplicar la inversión.

Ante esto dijo que para el 2011 se destinaron 4 millones de pesos para el pago de becas, que continúan siendo de 500 pesos por beneficiaria al mes, de manera anual, por lo que se contempla que el programa está beneficiando a más de 660 adolescentes embarazadas o que ya son madres.

El objetivo de este programa, dijo el funcionario federal, es evitar la deserción escolar de las adolescentes a consecuencia de un embarazo no deseado o de la maternidad a temprana edad y aunque reconoció que ese apoyo es simbólico, por tratarse de 500 pesos mensuales, si dijo que sirve al menos para que puedan tener "para sus pasajes".

El programa impulsado por la federación se llama Promajoven, y beneficia a niñas y adolescentes de entre 12 y 18 años once meses de edad que enfrentan un embarazo mientras se encuentran estudiando, estos apoyos se entregan a través de la evaluación que realiza un comité del que forman parte dependencias como la SEP, la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) y a partir del 2011 el DIF Estatal.

Ante el volumen del problema, dijo, se contempla que para el 2012 podría continuar aumentando el monto de inversión en otros 4 millones de pesos mas, destinados para Promajoven en Veracruz, con la intención de seguir apoyando a las adolescentes.

Expresó que de acuerdo con los datos que tenía, las menores que reciben estos apoyos se encuentran cursando el último año de primaria, la secundaria e incluso el bachillerato, en diferentes zonas del estado.

Según cifras del censo 2010 del Inegi, 18.7 por ciento de los embarazos que hay en Veracruz, se dan en mujeres menores de 19 años.

A esto se suma el hecho de que al menos una de cada seis jóvenes indígenas, es madre antes de los 19 años, por lo que abandonan sus estudios de primaria, telesecundaria o telebachillerato, pues son los niveles educativos en los que la SEV reportan los casos de deserción escolar femenina.

12/BG/LGL