Opera con nomalidad consulado de EU en Monterrey

Reportan que se suspendieron operaciones el pasado 16 de octubre por una movilización policiaca, ajena a la oficina norteamericana

Nacional / El Universal / Octubre 29, 2008

A pesar de que se descubrió a integrantes del crimen organizado como trabajadores de la embajada de Estados Unidos en México, el consulado de la unión americana en Monterrey opera con normalidad.
De acuerdo a lo confirmado por el departamento de relaciones con medios de comunicación por parte de la sede consular que representa Bruce Williamson, "todas las operaciones que lleva a cabo el consulado operan con normalidad".

De igual manera se informó a ELUNIVERSAL que a pesar de lo evidenciado en la ciudad de México, hasta Nuevo León no ha llegado alguna orden que involucre la suspensión de actividades o la realización de alguna investigación en los territorios diplomáticos.

El único día reciente que el Consulado de Estados Unidos en Monterrey cerró sus puertas fue el 16 de octubre cuando se escucharon balazos, mismos que no estaban dirigidos a la sede diplomática sino que se trataba de una movilización policiaca ajena que se dio como a unas 15 cuadras de dicho lugar.

Cabe recordar que continua redoblada la seguridad del edificio estadounidense, al grado de que las 24 horas del día hay patrullas en el exterior y uniformados estatales en el interior.

En días pasados también se inició la colocación de púas y una malla de seguridad en la parte superior del edificio; todo como consecuencia de que la madrugada del domingo 12 de octubre, dos hombres dispararon contra el edificio.

De acuerdo a lo que consta en expediente de la investigación en poder de la PGR y el FBI, dos sujetos no identificados se acercaron al edificio del Consulado General de los Estados Unidos en Monterrey y uno de ellos disparó en varias ocasiones impactando en la reja frontal y vidrios del recinto.

El segundo hombre lanzó una granada de mano que rodó por el piso pero no fue activada. Se encontraron seis casquillos calibre .45 en la escena.