“Soy el presidente nacional del PRD”

Tribus antagónicas buscan un pacto en miras al 2009

Nacional / El Universal / Noviembre 15, 2008

Los principales grupos del PRD, Izquierda Unida y Nueva Izquierda, iniciaron negociaciones formales en busca de concretar un acuerdo interno que permita salvar la unidad de este organismo político de cara a la elección federal de 2009.

Luego de que el miércoles pasado el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) avaló el triunfo de Jesús Ortega, el Comité Técnico Electoral del PRD entregó al candidato la constancia de mayoría que lo acredita como nuevo presidente del perredismo nacional; de inmediato, Alejandro Encinas canceló cualquier reunión conjunta.



Pero, por la tarde, Jesús Zambrano y Ricardo Ruiz, coordinadores respectivos de los polos Nueva Izquierda e Izquierda Unida, instalaron una mesa de diálogo a fin de determinar los espacios en los órganos de dirección que corresponderán a cada grupo.



La agenda que abordan tiene tres ejes clave: distribución de espacios en los órganos de poder; la definición conjunta de una estrategia electoral hacia 2009, y la asignación de candidaturas.



El primer círculo encinista detalló a EL UNIVERSAL que Alejandro Encinas esperará al desarrollo de las negociaciones para fijar una posición; que mantiene la negativa a recibir la constancia de mayoría como secretario del partido, y que incluso podría cederse el espacio a Hortensia Aragón, compañera de fórmula de Ortega Martínez.



Nueva Izquierda, bajo la dirección de Jesús Ortega y Jesús Zambrano, mantiene inflexible su posición de controlar 70% de espacios y candidaturas, en tanto que Izquierda Unida, de grupos fieles a Andrés Manuel López Obrador y Alejandro Encinas, busca que el reparto sea 50% para cada polo.



Los escenarios que se presentan bajo la nueva correlación de fuerzas daría a Nueva Izquierda nueve secretarías y seis a Izquierda Unida, en el mejor de los casos. Pero se mantiene con mayor posibilidad la opción de 10 a cinco, además de que Los Chuchos lograrían mayoría en el Comité Político y mayoría calificada en el nuevo Consejo Nacional del partido.



Aunque el presidente del Comité Técnico Electoral, Iván Testa, notificó a la oficina de Alejandro Encinas que estaba lista la constancia que lo acredita como secretario general, el candidato perdedor esperará hasta la próxima semana para fijar su posición.



En tanto, el ala más radical del partido, representada por Gerardo Fernández Noroña, llamó a pensar con seriedad en una escisión.



Tras recibir la constancia de mayoría, Jesús Ortega asentó: “Yo soy el presidente nacional del PRD” y canceló cualquier posibilidad de dimitir a la dirigencia a fin de consolidar un acuerdo político como lo demanda Izquierda Unida.



El aguascalentense llamó a Alejandro Encinas y sus seguidores a trabajar en unidad desde el interior del PRD, y anunció que buscará a los dirigentes del PT y Convergencia en busca de una alianza electoral para 2009.



“Le daré vuelta al capítulo del conflicto y las querellas internas. Si alguien quiere ahondar en la confrontación, no caeré y se enfrentarán a rounds de sombra”, puntualizó. Recalcó no tener ningún problema en reunirse con Andrés Manuel López Obrador.



En tanto, la gobernadora de Zacatecas, Amalia García, ex presidenta nacional del PRD, dijo que espera que tanto Jesús Ortega como Alejandro Encinas “trabajen juntos de manera respetuosa y con altura de miras”.

Por su parte, el senador Tomás Torres —cercano a Ricardo Monreal— consideró que se debe acatar la sentencia del TEPJF porque es un organismo conformado por representantes que el mismo PRD aprobó