Recibe Calderón a Lugo en Los Pinos

El Presidente recibió de manera oficial a su homólogo de Paraguay, con quien coincidió en la importancia y voluntad del relanzamiento de la relación bilateral

Nacional / El Universal / Noviembre 03, 2008

El presidente Felipe Calderón Hinojosa recibió oficialmente a su homólogo de Paraguay, Fernando Lugo Méndez, con quien coincidió en la importancia y voluntad del relanzamiento de la relación bilateral.

En la explanada del monumento a Francisco I. Madero de la residencia oficial de Los Pinos, ambos mandatarios pasaron revista a sus comitivas.

Calderón Hinojosa reconoció el alto valor en la visita de su homólogo paraguayo, porque más allá de su investidura, "nos sentimos honrados de contar con la presencia de un líder que ha sabido encausar el deseo de cambio de los paraguayos inaugurando una nueva etapa democrática en su nación" .

Coincidió con Lugo en que "el cambio democrático de cualquier país no puede reducirse a una cuestión meramente electoral, es algo mucho más grande que tiene que ver con una tarea de transformación nacional" .

A su parecer, un cambio democrático es también trabajo conjunto para establecer soluciones de fondo a los problemas de cada nación; es un compromiso común con el desarrollo humano sustentable en el que el bienestar de las generaciones actuales no se logra a costa del patrimonio de las venideras.

Además, México cree que la transformación de un país no puede ser obra de una persona, de un grupo o de un partido, sino de generaciones enteras; con esa convicción se trabaja para igualar las oportunidades de bienestar y progreso de todos los mexicanos, especialmente los más pobres, expuso.

Acompañado por su esposa Margarita Zavala y tras destacar la importancia de las reformas estructurales impulsadas en lo que va de su administración, Calcerón Hinojosa resaltó la responsabilidad que tiene México a niveles regional y global.

En esta estrategia de poner más mundo en México y más México en el mundo, "los mexicanos estamos decididos a iniciar una nueva época de intercambio económico, cooperación y amistad con el pueblo paraguayo" ; así como la absoluta disposición de brindar un impulso renovado a la relación bilateral en todos los ámbitos, indicó.

A su vez, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, confió en que ambos gobiernos y pueblos fortalezcan el diálogo y sus vínculos.

"Necesitamos enfrentar juntos los tiempos difíciles que vivimos y los que vendrán. Venimos a México a encontrar la forma de trabajar juntos por los ideales de libertad, democracia participativa y desarrollo equitativo, que son parte de nuestro sueño latinoamericano" , puntualizó.