Greenpeace responde sobre cargos de vandalismo en el caso de los 30 del Ártico

• Reportes indican que los cargos de piratería fueron reemplazados por vandalismo

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Octubre 23, 2013

México DF.- En relación a la reciente información de que se han eliminado los cargos de piratería contra los 30 del Ártico, siendo estos reemplazados por cargos de vandalismo, Greenpeace señala:

Los 30 del Ártico no son más vándalos que piratas. Estos cargos siguen siendo tremendamente desproporcionados y suponen condenas máximas de hasta siete años en la cárcel. Esto representa nada menos que un asalto en el principio mismo de la protesta pacífica. Aquellos valientes activistas hombres y mujeres fueron al Ártico armados con nada más que el deseo denunciar las actividades de una empresa temeraria. Ellos deberían estar hoy con sus familias, no en una prisión en Murmansk.

Lucharemos contra la falsa acusación de vandalismo con la misma fuerza, ya que pone en duda las acusaciones anteriores. Ambas acusaciones son pura fantasía y no guardan relación con la realidad. Los activistas protestaron de forma pacífica contra la extracción peligrosa de petróleo por parte de Gazprom y deben estar libres.

El Comité de Investigación dice que algunos activistas pueden ser también acusados de cargos de uso de fuerza contra la policía, que podrían tener una pena de hasta diez años de cárcel.

Greenpeace tiene una historia de 42 años de activismo usando la protesta pacífica. Esto es una calumnia barata para acusar a los activistas que no hicieron otra cosa que protestar de forma completamente pacífica en esa plataforma a la que llegaron en un barco con una paloma de la paz y un arcoíris pintado en su casco. Nuestro barco fue capturado por hombres armados mientras nuestros activistas no hicieron otra cosa que levantar las manos. Ellos deben ser puestos en libertad de inmediato

El pasado 19 de septiembre 28 activistas de Greenpeace y 2 periodistas independientes fueron detenidos con violencia (1) por la guardia costera rusa en aguas internacionales, un día después de que la organización intentara realizara una protesta pacífica en una plataforma de la paraestatal rusa Gazprom, en aguas del Ártico ruso.