Al Momento-

MININOTICIERO DE ALEJANDRO.

Instrumentos Divinos

Columnistas / Redacción Conurbada / Abril 21, 2020

FRASES P´A  LOS BRONCES:

 Las Guerras, las Pandemias y los Carteles del Crimen son instrumentos divinos para evitar la explosión demográfica incontrolable.

ALEJANDRO

Por Alejandro Alemán Treviño

Con el temor a lo desconocido, causado por ejemplo por la propagación de una enfermedad contagiosa; aumenta la divulgación de creencias esotéricas, enigmáticas y misteriosas. La gente, en general, hace uso de conjuros y hechizos de protección; visita brujos reconocidos o corre  a Catemaco a hacerse una limpia o una barrida para alejarse de malignos virus patógenos. Giros de este tipo de productos vende, en estas épocas, toneladas de veladoras milagrosas, con o sin imagen del santo de su devoción; perfumes y esencias poderosas que permiten la aplicación de la cábala defensora que facilite y evite la enfermedad.- La creencia en lo espiritual va desde conocer diariamente el horóscopo redactado por los astros hasta la aplicación, al pie de la letra de las recetas de las magias, blanca, roja, verde, negra; con la muerte de inocentes animalitos al calce. Por supuesto que todo mundo tiene derecho a creer en lo que le venga en gana, pero se debe aceptar que estas creencias tienen  fronteras delgadísimas con las peticiones religiosas al ser Supremo y a sus aliados; santos, ángeles y querubines. No he encontrado en la historia que la oración y petición al Supremo desaparezca las enfermedades, pestes y pandemias, pero admito que pasado un tiempo, existe un efecto natural que impide, desgraciadamente, que la humanidad se extinga. Hoy, la pandemia causada por el coronavirus nos destantea y nos desorienta porque muchos contagiados se curan y no solo se curan, sino que parecen vacunados para ya no volver a infectarse. El señor Hugo López Gatell Ramirez ; subsecretario de prevención y promoción de la salud, encargado de tenernos al tanto de los estragos del mal, expone contradicciones al declarar que los cubrebocas solo sirven para 2 cosas y por otro lado algunas autoridades, en contra de los derechos ciudadanos castigan a la gente que no los usa( los cubrebocas). Enormes hacinamientos de gente sin protección alguna, mayor que las de Nueva York y Bergamo juntas; como las de Iztapalapa , Cuajimalpa, Huixquilucan o Ixtapaluca ;sin embargo los infectados y fallecidos por el mal son insignificantes en comparación. Yo, por lo pronto, durante mi autoencierro voy a ver por televisión todos los capítulos de las instructivas series: “EL CHAPO”, “MONZON” Y “PABLO ESCOBAR”, después lo que Dios quiera.

 

La estupidez humana es inconmensurable.  

 uriale10 @hotmail.com