Impulsa IMSS beneficios de amamantar en la semana mundial de lactancia materna.

Dar pecho a los hijos es el mejor regalo que una madre puede dar a su recién nacido, ya que contiene los nutrientes que el bebé necesita en esta etapa.

Salud / Redacción / Agosto 03, 2016

Cd. Reynosa, Tamaulipas.-En el marco de la “Semana Mundial de la Lactancia Materna”, que se conmemora del primero al siete de agosto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa Tamaulipas, busca crear conciencia sobre los beneficios de esta práctica y de cómo fomenta de forma positiva el vínculo entre madre-hijo, informó el doctor Marco Antonio Sánchez de la Rosa, coordinador de los servicios de Pediatría del Hospital General de Zona (HGZ) N.° 15.

Destacó el especialista del IMSS que la lactancia materna contribuye directamente al crecimiento normal y desarrollo apropiado de los bebés y niños de corta edad, a diferencia de quienes no son amamantados.

“Para esto, el Seguro Social se encuentra realizando una intensa campaña de promoción en Unidades de Medicina Familiar (UMF) y Hospitales Generales para invitar a las futuras madres de familia, a que beneficien a sus recién nacidos con la ingesta de leche materna”, apuntó el pediatra.

Agregó que amamantar es fundamental para el bienestar de los recién nacidos, ya que el calostro -líquido de color amarillento que emana del seno materno, durante el embarazo y los primeros días después del parto-, protege al bebé contra varios tipos de infecciones, proporciona vitamina A y le sirve como su primera inmunización, contra infecciones respiratorias y gastrointestinales.

Enfatizó el doctor Sánchez de la Rosa que dar pecho a los hijos “es el mejor regalo que una madre puede dar a su recién nacido, ya que contiene los nutrientes que el bebé necesita en esta etapa, entre muchos otros beneficios que ofrece para la madre y al pequeño.”

En este sentido, precisó  que todos los bebés tienen la capacidad de succión y entre más estimulación haya, mayor será la producción de leche de la madre, por lo que son excepciones los casos que no se amamanta al niño porque éste no succiona.

Además, dijo que la lactancia debe ser a libre demanda, es decir, cada que el bebé lo solicite, ya que esto favorece el vínculo madre e hijo, ayuda a madurar los órganos de respiración del recién nacido, refuerza los músculos y huesos de la cara, y ejercita la lengua, que a futuro también evita problemas de habla.

En cuanto al tiempo de lactancia materna, el pediatra señaló que la recomendación es que se haga durante los primeros seis meses, pero si se desea continuar durante más tiempo, no existe ningún problema, mientras no se prolongue por más de dos años de edad.

Finalmente, el especialista del HGZ 15, recomendó a las madres de familia llevar una dieta balanceada, que permita aportar al bebé los nutrientes necesarios para su mejor desarrollo, así como evitar caer en los modismos que promueven la obtención de una figura estética a cambio de afectar el sano crecimiento del bebé.