Debidos a los calores intensos, exhorta IMSS a prevenir parasitosis intestinal.

Es una infección contagiosa que provoca bajo rendimiento en las actividades cotidianas de los niños, y es consecuencia de la ingesta de comida o agua contaminadas

Salud / Redacción / Junio 20, 2016

Cd. Reynosa, Tamaulipas.-Como resultado de la intensa ola de calor que azota la región noreste del país, y que provoca la fácil descomposición de los alimentos, la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N.° 33 de Reynosa, Tamaulipas, exhorta a los padres de familia a estar atentos a los menores de edad, para detectar a tiempo bajo peso y malnutrición, factores asociados con la parasitosis intestinal.

El doctor Felipe Guzmán López, epidemiólogo de la UMF N.° 33, informó que la parasitosis intestinal es una infección contagiosa que provoca bajo rendimiento en las actividades cotidianas de los niños y es consecuencia de la ingesta de comida o agua contaminadas.

“Se manifiesta principalmente con palidez y diarrea, la cual debe ser tratada a la brevedad posible, pues en algunos casos pueden llegar a tener complicaciones médicas más severas”, advirtió el médico del Seguro Social.

En este sentido, detalló que las infecciones más comunes que presentan la mayoría de los pacientes, son las lombrices y la solitaria, “ambas se alojan en el intestino de la persona infectada, siendo un mal endémico que puede ser controlado, pero difícilmente eliminado”.

Así mismo, señaló que las medidas más efectivas para combatir  la parasitosis intestinal es lavarse las manos, principalmente después de ir al baño y antes de consumir alimentos; no comer carne ni verduras crudas o frutas sin lavar; hervir el agua para beber por al menos un minuto, en especial cuando la ingieren lactantes y menores de edad.

El epidemiólogo del IMSS destacó que el Instituto realiza de manera permanente campañas para desparasitar a su población, con la entrega de medicamentos una vez al año en los módulos de Atención Preventiva integral (PrevenIMSS), por lo que invitó a la población derechohabiente a acercarse a las unidades médicas del Instituto y proteger a su familia de esta enfermedad.

Además, dijo, que los padres de familia pueden aprovechar para sumarse a los diferentes programas preventivos de salud, como Chécate, Mídete, Muévete, para acceder un mejor estilo de vida, más saludable y de mayor calidad para todos.