Mejora IMSS atención del servicio de urgencias con el sistema TRIAGE.

Con el objetivo de ser más eficientes en la atención de los pacientes que llegan a este servicio, el Seguro Social aplica el sistema Triage, que sirve para realizar una valoración inmediata, clasificar a los enfermos de acuerdo a la gravedad del padecimie

Salud / Redacción / Febrero 29, 2016

Cd. Reynosa, Tamaulipas.-Con el objetivo de ser más eficientes en la atención de los pacientes que llegan a este servicio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aplica el sistema Triage, que sirve para realizar una valoración inmediata, clasificar a los enfermos de acuerdo a la gravedad del padecimiento o lesión y atenderlos de una manera más ágil.

Este sistema fue establecido en las áreas de urgencias del IMSS como una herramienta fundamental para determinar aquellos padecimientos o lesiones que ponen en riesgo la vida del paciente o la función de sus órganos, y que por su misma naturaleza requiere de una atención inmediata.

La doctora Norma patricia Amador Ramírez, directora del Hospital General de Zona (HGZ) N° 15 del Seguro Social en esta ciudad, explicó que Triage funciona identificando los niveles de atención, clasificando los signos o síntomas por colores, “en rojo, naranja, amarillo, verde y azul, en donde rojo es resucitación, que puede ser una insuficiencia respiratoria severa y el paciente requiere tratamiento inmediato”.

En este sentido, puntualizó que las urgencias se clasifican en “reales”, y corresponden al estado clínico del paciente en el que está en riesgo su salud, su vida o la función de un órgano, y las “urgencias sentidas”, que son aquellas en las que el paciente o familiar las percibe como amenazantes, pero que desde el punto de vista médico no implican un riesgo grave a la salud, a pesar de requerir atención médica.

A estos últimos pacientes, comentó la doctora del IMSS, se les dice que su lesión o padecimiento es menor, que tendrán que esperar a ser atendidos, ya que la prioridad son aquellos que por su gravedad deben revisarse de inmediato, entonces después brindarles la consulta, que consiste en darles el mínimo de medicamentos y el pase con su médico familiar, para continuar con su tratamiento.

Amador Ramírez, precisó, que si desde un inicio el paciente en lugar de acudir a urgencias, va directamente con su médico familiar, tiene mayores beneficios, ya que recibirá la consulta médica, estudios de laboratorio, los medicamentos necesarios para un tratamiento completo, y en su caso, se le expedirá su incapacidad, evitando con ello consultar en dos ocasiones.

“Mientras que los padecimientos que se consideran no urgentes son: lesiones mínimas, contusiones leves, dolor de muela, resfriados, malestar estomacal o de oídos, entre otros padecimientos menores, que pueden ser tratados en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) o en el área de Atención Médica Continua, que es como se denomina al servicio de urgencias en las clínicas de primer nivel, y que además, ayudan a evitar se saturen las áreas de urgencias de los hospitales”, apunto la doctora.

A nivel zonal, el IMSS en Reynosa, otorgó durante el año 2015, aproximadamente 57 mil 960 consultas a pacientes por este tipo de padecimiento.