Con el aumento de vientos crecen riesgos de alergias e infecciones respiratorias.

Se registra mayor afectación en los niños y adultos mayores, ya que durante el día y la noche se enfrentan a un clima frio, y al mediodía y tarde a un tiempo caluroso

Salud / Redacción / Febrero 06, 2016

Cd. Reynosa, Tamaulipas.-La inestable situación climatológica como la que se vive en estos días en Tamaulipas, provoca la aparición de padecimientos como conjuntivitis, además de que persisten las infecciones respiratorias agudas (IRAS), advirtió el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa, Tamaulipas, por lo que exhorta a la población derechohabiente a mantener las precauciones durante los meses de febrero y marzo.

Periodos de tres días de intenso frío y lluvias, y luego de altas temperaturas con fuertes vientos, elevan el riesgo de contraer elementos alergénicos a causa de los nortes y a la polinización de los meses de marzo y abril, explicó el doctor Felipe Guzmán López, epidemiólogo de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N.° 33 del IMSS en esta ciudad,

Señaló que la demanda de consultas en las Unidades de Medicina Familiar (UMF) durante estos meses, en su mayoría, es por atenciones de conjuntivitis e IRAS, atribuibles a los cambios bruscos de temperatura y a los constantes nortes que se presentan a lo largo y ancho de la entidad.

Abundó el especialista del IMSS que en el caso de las IRAS, en estos días se registra mayor afectación en los niños y adultos mayores, ya que durante el día y la noche se enfrentan a un clima frio, y al medio día y la tarde, a un tiempo caluroso, y ese intervalo pasa muchas veces, sin tener el suficiente abrigo.

Mientras que en el caso de la conjuntivitis, indicó que este mal afecta a personas de cualquier edad que se exponga a los fuertes vientos sin protección alguna, ocasionando la infección en los ojos.

Derivado de lo anterior, el doctor Guzmán López exhortó a su población derechohabiente a evitar los cambios bruscos de temperatura, abrigándose de la mejor manera posible, y a no exponerse abiertamente a los nortes de temporada. De otra manera, y ante los primeros síntomas de algún padecimiento, recomendó evitar la automedicación y acudir cuanto antes a su UMF.