Ante frentes fríos exhorta el IMSS a prevenir y tratar a tiempo la sinusitis.

Es una inflamación aguda o crónica de las cavidades nasales, que se ubican dentro de los huesos de la mejilla y se hallan alrededor de los ojos y detrás de la nariz

Salud / Redacción / Febrero 03, 2016

Cd. Reynosa, Tamaulipas.-El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa Tamaulipas hace una atenta invitación a su población derechohabiente a extremar precauciones ante los frentes fríos que arriban a la entidad en esta temporada, ya que propician enfermedades como la sinusitis, que sin ser considerada como grave, debe ser atendida oportunamente para evitar complicaciones.

 El doctor, Emmanuel Díaz Cisneros, encargado de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N.° 40 de Jarachina en esta ciudad, explicó que la sinusitis es una inflamación aguda o crónica de las cavidades nasales, que se ubican dentro de los huesos de la mejilla y se hallan alrededor de los ojos y detrás de la nariz.

 Las principales funciones de estas cavidades, son: entibiar, humedecer y filtrar el aire en la nariz, por lo que es común que en los meses de invierno, se agudice esta inflamación que puede durar meses o años, si no se trata en forma correcta.

 Abundó el doctor del IMSS, que la sinusitis puede afectar no solo a la nariz, sino también a los ojos y al oído medio, y regularmente se manifiesta por una secreción nasal profusa, espesa y de color, con goteo post-nasal de mal sabor, tos, congestión de la cabeza y un dolor de cabeza acompañante.

 Díaz Cisneros, señaló que existen diferentes tipos de sinusitis, como la aguda, que es la inflamación de la membrana que se comunica a la nariz, y la crónica, que se debe a una sinusitis aguda mal curada yagravada por una atmósfera caliente, seca, con gases irritantes o por la deficiencia de las defensas orgánicas en la nutrición.

 Derivado de lo anterior, el Seguro Social hace las siguientes recomendaciones generales para prevenir y atender esta enfermedad: aplicar paños húmedos y calientes en la cara varias veces al día, beber mucho líquido para diluir el moco, inhalar vapor de 2 a 4 veces por día (por ejemplo, sentarse en el baño con la ducha abierta).

 Además, comer abundantes frutas y verduras, que son ricas en antioxidantes y otros químicos, ya que refuerzan el sistema inmunitario y ayudan al cuerpo a resistir infecciones, vacunarse anualmente contra la influenza, reducir el estrés, y lavarse las manos de manera adecuada y con frecuencia.

 De igual manera, el encargado de la clínica 40 hizo hincapié en la importancia de acudir con el médico familiar, ante alguno de los síntomas antes mencionados, con el fin de que se le practique un diagnóstico oportuno y así evitar que la enfermedad progrese.