Enbarazadas de alto riesgo de la Huasteca Hidalguense se atienden en el IMSS de CD. Madero

Salud / Redacción / Enero 11, 2016

A fin de erradicar las muertes maternas en zonas indígenas de Hidalgo, mediante convenio se acordó que las embarazadas de alto riesgo procedentes de la región Huasteca, podrán ser atendidas en el Hospital General Regional (HGR) No. 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ubicado en ciudad Madero, Tamaulipas, sean o no derechohabientes.

Así se convino en el documento firmado por la delegada del IMSS Hidalgo, María de Lourdes Osorio Chong y el delegado del IMSS Tamaulipas, José Manuel Assad Montelongo, donde también se garantiza la atención de las urgencias médico-quirúrgicas derivadas de complicaciones del embarazo, parto y cuarentena, que pongan en riesgo la vida de la madre y la del recién nacido.

A través de este convenio que beneficia a 10 mil derechohabientes, se ofrecerá atención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes, así como atención resolutiva a las emergencias obstétricas y sólo en ciertos casos, los servicios de traumatología, cardiología, hemodiálisis, oncología, medicina física, entre otros, para las embarazadas de alto riesgo.

De esta forma, las mujeres que presenten dichas complicaciones en el Hospital Rural No.21 perteneciente al programa IMSS-Prospera ubicado en Huejutla, serán trasladadas al nosocomio tamaulipeco que se encuentra a una distancia de 100 kilómetros y no al Hospital General de Zona No.1 de Pachuca, que se localiza a 223 kilómetros de distancia.

Las acciones de dicho convenio comenzaron a realizarse a partir del 1 de enero del 2016 con vigencia de un año y beneficiarán a aquellas embarazadas que presenten alguna co-morbilidad (cardiopatías, nefropatías, alteraciones endocrinas, entre otras), antes de que se generen complicaciones en su embarazo y se vuelvan en emergencias obstétricas.

Los costos derivados de la atención brindada serán cubiertos con cargo al presupuesto asignado al Programa IMSS-Prospera, aplicables al cobro de servicios de pacientes no derechohabientes, efectuando los registros contables correspondientes, de manera que no se afecten las finanzas del IMSS, ni las aportaciones obrero-patronales.

Cabe destacar que con la finalidad de dar cumplimiento a las metas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, este convenio beneficiará tanto a mujeres derechohabientes del IMSS como a aquellas que no lo son, a través delacuerdo 126 que garantiza la atención de toda emergencia obstétrica que se genere en zonas vulnerables.