Recomienda el IMSS cuidar la dentadura para preservar una salud integral.

Ocho de cada diez adultos mayores pierden dos terceras partes de su dentadura, pues por lo general sólo conservan diez piezas dentales de las 28 que se deben tener

Salud / Redacción / Diciembre 06, 2015

Cd. Reynosa, Tamaulipas.-Ocho de cada diez adultos mayores pierden dos terceras partes de su dentadura, pues por lo general sólo conservan diez piezas dentales de las 28 que se deben tener. Este elevado grado de deterioro se debe a que durante su vida llevaron un mal cuidado de su salud bucal, principalmente falta de higiene, que les provocó caries, así como enfermedad periodontal (inflamación de las encías).

El problema no es únicamente estético, se convierte en una limitante para mantener la salud integral, ya que la pérdida de las piezas dentarias tiene graves consecuencias en el proceso de alimentación y digestivo: esta situación provoca dolor y dificultad al comer, al no poder masticar los alimentos duros o los de una dieta normal se recurre a comer alimentos suaves o con poco valor nutricional, lo que causa problemas de desnutrición que pueden provocar anemia y otras consecuencias.

El doctor Jose Idelfonso Mar Arteaga, Estomatólogo de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 33 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa Tamaulipas, advirtió que estas alteraciones en los adultos mayores pueden acompañarse de sequedad de boca y pérdida del gusto, por lo que se debe estar atento a estos síntomas. Además, señaló que para evitar la caries es fundamental el aseo de la boca después de cada comida (tres veces al día).

Apuntó que los problemas en la boca y los dientes no son exclusivos de los adultos mayores, de hecho la falta de higiene bucal es un problema que empieza desde la infancia; se ha detectado que a los 12 años de edad se tienen de dos a cinco dientes afectados por caries, problema que se agrava en los adultos de 25 a 44 años, que tienen entre ocho y once piezas dentarias con caries.

Combatir las complicaciones más comunes en la boca debe comenzar con el cepillado dental adecuado: debe ir de la encía al borde libre del diente, para arrastrar todos los restos de alimentos; y puede ser seguido de enjuague bucal. Es recomendable complementar el cepillado con el uso de hilo dental, dijo.

El doctor Mar Arteaga, explicó que cuando hay pérdida de piezas dentarias debe recurrirse a las prótesis dentales (puentes o placas). Esto exige un aseo aún más cuidadoso de la boca, de la prótesis y de las piezas dentarias que aún quedan, después de cada comida, ya que no hacerlo es causa de más infecciones, irritación de las encías y pérdida de más dientes.

Es necesario tener presente que la prótesis puede perder su adaptación por desgaste de los tejidos de la boca o la mandíbula, puntualizó. El uso de prótesis tiene grandes ventajas, ya que el anciano desdentado, ve entorpecida su vida social –por su aspecto y al pronunciar mal las palabras-, así como limitado en la ingesta de alimentos al no poder masticar adecuadamente. Aunado a esto, la falta de ingestión de alimentos con fibra tiende a provocar o aumentar el estreñimiento.

Recomendó que todas las personas, en especial los adultos mayores, deben tener un control dental en su chequeo anual en los módulos de Atención Preventiva Integrada (PrevenIMSS), y en el caso de que usen prótesis dental, que sea cada seis meses, o en el momento que aparezcan molestias.