* Fortalecer prevención para garantizar derechos

-- Tipo sanguíneo no debe impedir aborto

Reportaje / Anayeli García Martínez / Junio 12, 2013

Las mujeres que tienen el grupo sanguíneo RH negativo corren el riesgo de tener un embarazo de feto anémico por ello es necesario que tomen medidas de prevención como vacunarse para evitar generar anticuerpos que rechacen al producto de la gestación.

El doctor Héctor Baptista-González, coordinador de Hematología Perinatal del Instituto Nacional de Perinatología, explica que estas mujeres deben vacunarse con inmunoglobulina (gammaglobulina) anti D para aminorar los riesgos.

Cuando una mujer RH negativo tiene un feto RH positivo el sistema inmunológico de la gestante genera anticuerpos que atacan los glóbulos rojos del feto lo que a la mitad del embarazo le provoca anemia y podría llevarlo a la muerte.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por Baptista-González, una mujer RH negativo tiene e1 15 por ciento de probabilidades de generar anticuerpos que dañen al feto, siempre y cuando éste último sea positivo.

Para evitar esta situación es necesario tomar medidas preventivas, una de ellas es que en cada parto o aborto las mujeres con RH negativo se vacunen con inmunoglobulina.

Además de aplicarse la vacuna, el experto señala que la forma más eficiente de evitar un feto anémico es impedir aquellas condiciones en las que hay contacto entre la sangre del producto y de la mujer, como cuando hay hemorragias, amenazas de aborto o se padece preeclampsia.

Y es que el doctor Baptista-González advierte que ninguna vacuna previene por sí sola una enfermedad, y en este caso además de aplicar la dosis es necesario identificar los riesgos de sangrado de las mujeres embarazadas y atenderlas de forma adecuada.

En el caso de las mujeres que interrumpen un embarazo, el especialista apunta que es muy probable que no lleguen a generar anticuerpos con y sin vacuna.

La explicación, dice, es que antes de las ocho semanas de gestación aún no está formada por completo la sangre fetal y porque las cantidades de sangre que llegaran a pasar en realidad son muy pequeñas y no forman anticuerpos.

Así se explica que si el aborto es durante las primeras 12 semanas de gestación la mujer tendría menos probabilidades de generar anticuerpos, sin embargo los criterios internacionales en medicina marcan que se debe vacunar para prevenir.

13/AGM/RMB