* Mayor información sobre la PAE, gran pendiente

-- Normas no garantizan acceso a jóvenes y adolescentes

Reportaje / Guadalupe Cruz Jaimes / Noviembre 13, 2012

Aunque la pastilla de anticoncepción de emergencia (PAE) se incluyó en la normatividad nacional y en el cuadro básico de medicamentos desde hace ocho años, las mujeres todavía deben sortear obstáculos para tener acceso a la píldora.

La situación es más difícil para las adolescentes y las jóvenes, aun en casos de violación, alertó Alma Beltrán, coordinadora del Área Jurídica del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

En entrevista, indicó que los avances normativos no se reflejan en el acceso a la pastilla, debido a que el personal de salud no siempre ofrece el método.

La PAE se incluyó en la Norma Oficial Mexicana de Planificación Familiar (NOM-005) en 2004, y un año después se añadió al cuadro básico de medicamentos de la Secretaría de Salud. Por lo que desde entonces puede exigirse en los centros de salud.

La Anticoncepción de Emergencia (AE) también está estipulada en la NOM-046 “Violencia familiar, sexual y contra las mujeres”, y debe proporcionarse a las víctimas de violación a más tardar durante las siguientes 120 horas (5 días).

Beltrán indicó que es importante que las mujeres, sobre todo las jóvenes y las adolescentes, accedan a ese método, ya que les permite evitar un embarazo no planeado en caso de que falle otro anticonceptivo o cuando ocurre una agresión sexual.

La activista destacó los avances en la normatividad, pero indicó que las autoridades sanitarias aún tienen tareas pendientes para que las adolescentes y jóvenes puedan utilizar el método cuando lo necesiten.

Advirtió que falta información sobre la PAE, toda vez que mientras ellas no la conozcan no podrán exigirla en los servicios de salud.

ANTICONCEPCIÓN DE EMERGENCIA

La AE consiste en tomar las mismas hormonas que contienen las píldoras anticonceptivas, pero en una dosis mayor y antes de que transcurran 120 horas (5 días) posteriores al encuentro sexual.

Su eficacia (de 75 por ciento) disminuye considerablemente después de las 72 horas (3 días), por lo que es importante tomarlas lo antes posible, señala un folleto elaborado por las organizaciones GIRE e Ipas México, el Instituto Nacional de Perinatología, y el Gobierno del Distrito Federal.

El escrito detalla que dependiendo del momento del ciclo menstrual en que se encuentre la mujer, la AE puede detener la liberación de los óvulos o dificultar el trayecto de los espermatozoides.

Indica que actualmente hay algunos productos dedicados a la AE que tienen la cantidad de hormonas específica en dos píldoras, las cuales pueden tomarse juntas o con un máximo de 12 horas entre una y otra.

El folleto refiere que los efectos colaterales, probados científicamente, son mareos, náuseas o vómitos en algunas mujeres que usan el método.

Aunque es poco común, la PAE puede provocar hipersensibilidad en los senos, dolor de cabeza y retención de líquidos, pero ninguna de estas reacciones debe durar más de 24 horas. Las instancias aclaran que la píldora no es un método abortivo, por lo que no funciona si ya existe un embarazo y tampoco afecta al embrión.

Además recuerdan que la PAE, como su nombre lo indica, sólo debe usarse en caso de emergencia, por ejemplo violación sexual, falla del método anticonceptivo regular (si se rompe el condón), cuando la mujer olvide tomar dos o más pastillas anticonceptivas, o si sostuvo relaciones sexuales sin protección y no quiere embarazarse.

12/GCJ/RMB