Reviran “satanización” de anticoncepción de emergencia

-- PAE no causa infertilidad ni daña la salud: activistas

Reportaje / Guadalupe Cruz Jaimes / Noviembre 13, 2012

Debe reforzarse la anticoncepción de emergencia como un derecho, por lo que hay que derribar mitos sobre supuestas afectaciones a la salud por el uso de la PAE.

Como respuesta a una aparente campaña de grupos conservadores contra el uso de la pastilla de anticoncepción de emergencia (PAE) –útil para evitar embarazos no deseados–, activistas subrayan que el uso de este anticonceptivo es más que necesario en un país donde las adolescentes son más vulnerables ante la violencia sexual y las infecciones de transmisión sexual (ITS).

El coordinador del Programa de Jóvenes de Ipas-México, Alexis Hernández, advierte que el consumo de la PAE entre las adolescentes es “positivo”, ya que significa que a pesar de las múltiples barreras que ellas afrontan para acceder a educación sexual y a consejería sobre el uso de anticonceptivos, conocen la anticoncepción de emergencia y saben cómo utilizarla.

La dirigente de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser) en el DF, Alejandra Ramos, sostiene que la PAE no debe ser “satanizada”, y que por el contrario el sector Salud debe brindar mayor información sobre su uso.

En días recientes, en medios impresos y electrónicos se ha divulgado “información” en la que encargados de farmacias, investigadoras y directivos de laboratorios, alertan sobre el “impacto negativo” del uso de la PAE y su supuesta “pérdida de efectividad” con el uso constante.

Por ejemplo, en diversas notas se citó a Manuel Gómez, ginecólogo del Hospital Ángeles México, quien aseguró que el uso de la PAE ocasiona “alteraciones en la fertilidad”.

David Vázquez, gerente de unidad de negocios de los Laboratorios Liomont, refirió que el aumento en el uso de la píldora está ligado a que el método puede adquirirse sin receta médica, lo que “facilita que grupos vulnerables de adolescentes, recién iniciada su vida sexual, la usen descontroladamente”.

DATOS DUROS

Según la Organización Mundial de la Salud, por cada relación sexual no protegida, 8 mujeres de cada 100 llegan a embarazarse, pero con el uso de la PAE la posibilidad se reduce a sólo dos.

En México hay 11 millones de adolescentes de entre 15 y 19 años de edad, de los cuales 49.9 por ciento son mujeres, de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010. El inicio de la vida sexual en las adolescentes de ese rango aumentó de 22.3 a 33.6 por ciento de 2000 a 2010, según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2009.

No obstante, el uso de anticonceptivos entre las adolescentes apenas es de 44.7 por ciento, mientras que a nivel nacional el uso de métodos es de 72.5 por ciento. De acuerdo con la Enadid, 22.2 por ciento de las mujeres de 15 a 19 años utilizó alguna vez la PAE.

En nuestro país, uno de cada cinco nacimientos corresponde a madres menores de 20 años, mientras que sólo dos de cada 10 adolescentes se protegió de un embarazo durante su primer encuentro sexual.

Sólo 78.3 por ciento de las mujeres de 15 a 19 años conoce cómo funciona la PAE, por lo que tienen un menor conocimiento que las de 20 a 24 años (81.3 por ciento), a pesar de que las adolescentes la utilizan más.

La PAE está estipulada desde 2004 en la Norma Oficial Mexicana de Planificación Familiar (NOM-005), y un año después se añadió al cuadro básico de medicamentos de la Secretaría de Salud. Por ello es un derecho de las mujeres acceder a la pastilla y exigirla en los centros de salud.

Este método anticonceptivo también está contemplado en la NOM-046 “Violencia familiar, sexual y contra las mujeres”, según la cual toda mujer víctima de violencia sexual debe recibir la PAE durante las 120 horas posteriores a la agresión.

ASUNTO DE DERECHOS

Alexis Hernández explica que contrario a lo que dice la campaña de desinformación, los efectos secundarios de la PAE sólo duran 24 horas y consisten en mareos, náuseas o vómito.

El integrante de Ipas-México niega tajantemente que el uso reiterado de la píldora afecte de manera grave la salud de las mujeres. La PAE, abunda, “se debe usar cuando sea necesario, si son más de 2 o 3 veces que se use”, pues mencionó que la efectividad de la pastilla es del 75 por ciento.

Hernández califica de “infundados” los dichos de que la venta de la PAE sin receta médica fomente su uso “descontrolado” entre las adolescentes. Advierte que restringir la venta de la pastilla representaría un “grave retroceso” para el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las y los menores de 20 años.

Alejandra Ramos agrega que es necesario que “desde las aulas se brinde educación sexual integral y laica, para desmitificar que el uso de la PAE ocasiona infertilidad o que puede provocar un aborto”.

12/GCJ/RMB