* Llega más de 30 por ciento de mujeres al Congreso

-- Resultado histórico para la participación política femenina

Reportaje / Anayeli García Martínez / Julio 10, 2012

Por Anayeli García Martínez.- La obligación para los partidos de postular 40 por ciento de candidatas surtió efecto y como nunca antes en la próxima Legislatura habrá más diputadas y senadoras.

Militantes de partidos, especialistas en participación política y virtuales legisladoras federales celebraron que en la Cámara de Diputados y el Senado habrá más curules femeninas.

Según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Federal Electoral (IFE), de las 543 mujeres que compitieron en la jornada del pasado 1 de julio para obtener un escaño en la Cámara baja, 95 obtuvieron una diputación de mayoría relativa.

Se alcanzó el 31.7 por ciento de mujeres electas, casi el doble que en la elección federal de 2009 cuando el porcentaje de mayoría relativa fue de 17.33 (52 diputadas, de las cuales 8 renunciaron para ceder su lugar a su suplente varón).

Este es un logro histórico porque habrá más mujeres tomando decisiones por y para las mexicanas, aseguró Clara Scherer, especialista en género e integrante de SUMA, un proyecto de ONU Mujeres para fomentar la participación política femenina en México.

Pese a las denuncias de supuestas irregularidades por la compra y coacción del voto a favor del PRI, las mujeres festejaron que los resultados electorales favorezcan la equidad de género en la participación política.

Las expertas consultadas indicaron que a la Cámara de Diputados llegarían hasta 186 mujeres, es decir 37.2 por ciento de legisladoras: 95 mujeres por el principio de mayoría relativa (voto directo) y 91 plurinominales.

Una vez que los conteos distritales confirmen estos datos y si no se impugnan los resultados, ésta será la primera Legislatura federal que tenga el mayor número de diputadas.

“No esperamos un cambio de la noche a la mañana, no somos ingenuas ni ilusas. Cada vez nos va a costar más trabajo avanzar un milímetro, pero mientras estemos con maestras como Marcela Lagarde todo es posible”, dijo Scherer.

CUOTA DIO SUS FRUTOS

Para el Senado se estima que las legisladoras electas alcancen el 35 por ciento, sin embargo, Scherer aclaró que la sociedad no debe ceder en su exigencia de que los partidos cumplan la cuota de género.

Militantes de distintas ideologías interpuso el año pasado un juicio ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), para obligar a los partidos a cumplir la cuota 60-40 en candidaturas a diputaciones y senadurías.

El 30 de noviembre de 2011, la Sala Superior del TEPJF emitió la sentencia 12624 para obligar al cumplimiento de la cuota y que los institutos postularan al menos 40 por ciento de candidatas, propietarias y suplentes.

Martha Tagle, militante de Movimiento Ciudadano y una de las impulsoras del juicio, señaló que ahora hay que dar seguimiento al trabajo de las mujeres que lleguen al Congreso, y trabajar con ellas para promover una agenda de género.

“No tenemos ningún pretexto para avanzar en la materia”, advirtió Tagle, quien será suplente de la diputada local con licencia Alejandra Barrales en el Senado.

Ruth Zavaleta, ex presidenta de la Cámara de Diputados entre 2007 y 2008, dijo que el reto de las nuevas legisladoras será demostrar que al ejercer el poder no hay diferencia entre un hombre y una mujer.

La ex perredista y actual coordinadora de los trabajos de género en el TEPJF aseguró que las mexicanas tendrán la oportunidad de participar en comisiones como Gobernación, Justicia, Presupuesto o Hacienda, donde no estaban porque eran pocas y los varones las mandaban a las de carácter social.

“No bastan las cuotas, tiene que haber un protagonismo de las mujeres en la toma de decisiones que les permita hacerse más visibles a la población y con eso combatir la cultura (machista)”, destacó Zavaleta.

Una de las primeras mujeres que ya aceptó el reto es Angélica de la Peña, virtual senadora plurinominal por el PRD, quien se comprometió a trabajar en la modificación de las leyes para permitir que las mujeres lleguen a los puestos de decisión sin pasar por las instancias judiciales.

Observó que lo que falta es traducir los preceptos de la sentencia 12624 del TEPJF en leyes que promuevan la participación de las mujeres, no sólo en la política sino también en ámbitos como el empresarial y el sindical.

Entre las candidatas electas para integrar la LXII Legislatura de la Cámara baja están Malú Micher (PRD), ex titular del Instituto de las Mujeres del DF; Josefina García Hernández (PRI), y Marcelina Orta Coronado (PAN), entre otras.

Al Senado llegan Alejandra Barrales (PRD); Cristina Díaz y Diva Gastélum (ambas por el PRI); Mariana Gómez del Campo, María Luisa Calderón (hermana de Felipe Calderón) y Gabriela Cuevas (las tres por el PAN), entre otras.

12/AGM/RMB