Presumen que municipales asesinaron a militares en NL

Elude el gobernador Natividad González Paraás relacionar a kaibiles, soldados desertores de élite guatemaltecos, con la muerte de 11 militares en días pasados

Nacional / El Universal / Octubre 22, 2008

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tiene indicios para creer que policías municipales de Apodaca y Salinas Victoria, Nuevo León, están implicados en el asesinato de 11 militares en días pasados, aseguró el gobernador Natividad González Parás.

El titular del Ejecutivo nuevoleonés refirió que la detención de 15 elementos de Apodaca, la noche de este miércoles, y que se haya inspeccionado minuciosamente el cuartel de Seguridad Pública de Salinas Victoria, forma parte de la investigación que realizan las fuerzas castrenses para localizar a él o los responsables de esta masacre.

"Se trata de algunas investigaciones en curso que se están realizando no solamente con la población civil, sino también con algunas instituciones de seguridad pública municipales, algunas de ellas relacionadas con los hechos recientes en las que fallecieron algunos elementos de las fuerzas armadas".

González Parás consideró que los asesinatos de militares son actos de cobardía, que no sólo perjudican a la institución que se ataca y puede provocar bajas en sus filas, sino que dañan y lastiman a toda la comunidad.

"Me parece que es algo indebido, cobarde, el atacar a miembros del Ejército cuando están de civiles, ojalá y no haya bajas y que haya una reorientación de la actitud de muchos de los grupos del crimen organizado, porque le están haciendo un daño grave a la comunidad".

El mandatario estatal dio su aval para que el Ejército realice las investigaciones, interrogatorios y movilizaciones que considere necesario, pero salvaguardando la integridad de los uniformados y ciudadanos que no están implicados en los hechos delictivos.

"Todo lo que sea razonable y dentro del marco de la legalidad para combatir al crimen organizado, tiene el apoyo del Gobierno del Estado".

Sin embargo, dijo, "no significa desde luego que todos los elementos estén vinculados o involucrados, pero se están haciendo investigaciones en todos los frentes, en el frente de la sociedad, también en el frente de las instituciones públicas".

En entrevista con los medios de comunicación, recalcó que este tipo de acciones por parte del Ejército son necesarias, ya que "en muchos casos son para revisar documentos, armamento, para interrogar a personas, para solicitarles información".

Este miércoles ELUNIVERSAL publicó que los 11 militares asesinados del 15 al 20 de octubre en Nuevo León representan el inicio de una cacería que arrancaron los Kaibiles, un grupo de ex militares élite guatemaltecos que prestan sus servicios al cártel del Golfo, al igual que Los Zetas.

Al cuestionar a González Parás sobre las principales líneas de investigación de dichos asesinatos y la participación del crimen organizado, se limitó a contestar que "no puedo yo adelantar ninguna información, se están realizando las investigaciones correspondientes".

Se le cuestionó también si hay alguna estrategia en específico para atacar a los asesinos de militares, sin embargo contestó que "no podemos hacer comentarios sobre estrategias".