Realizará IFE auto escrutinio en materia administrativa

Prevé Contraloría interna del instituto dar un primer informe sobre manejo de recursos; analizarán productividad, eficiencia y transparencia del órgano electoral

Nacional / El Universal / Octubre 21, 2008

De cara al proceso federal del 2009, el IFE será sometido a escrutinio y en diciembre próximo su Contraloría Interna dará a conocer un "primer diagnóstico" sobre el estado que guarda dicho instituto en materia administrativa.

Esto permitirá evaluar su situación en cuanto al manejo de los recursos que se le asignan, anunció el contralor interno, Gregorio Guerrero Pozas, quien presentará en diciembre su programa de trabajo para el año entrante.


El primer diagnóstico establece líneas de acción en los rubros de eficiencia, productividad, eficacia, transparencia y rendición de cuentas, que contribuirán a establecer las bases que sirvan de apoyo el citado programa


Dicho órgano implementará un Sistema de Control Interno Institucional, para evaluar permanentemente la efectividad del IFE y generar transparencia en los procesos administrativos esenciales.


A través de dicho sistema se podrán sugerir mejoras que fortalezcan el desempeño institucional durante el proceso comicial del 2009, indicó el funcionario, quien hace cinco meses asumió la Contraloría.


Guerrero Pozas dijo que implementará la transformación del programa de auditorías 2009, cuyas revisiones tendrán mayor alcance, profundidad y rigor técnico. También se capacitará a los servidores públicos del IFE que manejen recursos, para cumplir mejor sus responsabilidades.


A cinco meses de su creación, la contraloría interna del IFE ha instrumentado un nuevo modelo de organización a partir de cuatro subcontralorías -de Auditoría, de Desarrollo y Supervisión Institucional; de Evaluación, de Normatividad e Información y de Asuntos Jurídicos-, y el inicio de un Programa de Capacitación Administrativa.


Éste último, con el fin de uniformar criterios en materia del manejo de los recursos, disipar dudas sobre la normatividad y legislación aplicables, y particularmente corregir viejas prácticas en procesos que pudieran suponer faltas administrativas.