Descarta SE que haya una devaluacion del peso.

Confía el titular de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, que en los siguientes días el tipo de cambio se estabilice respecto a su paridad con el dólar

Nacional / El Universal / Octubre 09, 2008

El Secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos rechazó una devaluación del peso y confió en que "en los siguientes días" el tipo de cambio se estabilice.

Ayer el tipo de cambio en ventanilla se ubicó en 12.13 pesos por dólar, después de que el miércoles el dólar fuera valuado en 13.20 pesos.

"No podemos hablar de devaluación del peso, es un momento coyuntural de posición de empresas que están demandando dólares", explicó Ruiz Mateos durante la 35 Convención del Consejo Nacional de la Industria Manufacturera y Maquiladora de Exportación (CNIMME).

"Tengan toda la calma del mundo", pidió el secretario de Economía al indicar que el Banco de México tiene 92 mil millones de dólares de reservas a las que puede recurrir para estabilizar la paridad peso frente al dólar.

A partir del Programa para Impulsar el Crecimiento y el Empleo, anunciado el miércoles por el presidente Felipe Calderón, el Fondo Pyme contará con recursos adicionales por 2 mil millones de pesos "que se pueden convertir en créditos por 150 mil millones de pesos en los siguientes 4 años", señaló el Secretario de Economía en esta ciudad.

Así, el recorte al presupuesto federal para el próximo año no afectará los recursos para los programas de apoyo a las pequeñas y medianas empresas (pymes), aseguró Ruiz Mateos.

Durante la inauguración de la 35 Convención del CNIMME, el titular de Economía reforzó la postura de la dependencia para revisar los programas de comercio exterior y evitar así complicaciones en la operación aduanera.

Incluso, dijo, la competitividad de nuestro país "viene incrementando de manera paulatina", luego de que el Foro Económico Mundial colocó a México en la posición 60 de 134 países en un informe publicado el miércoles.

Algunas razones del incremento en competitividad, apuntó Ruiz Mateos, son el aumento del presupuesto para proyectos ferroviarios y la apertura de una refinería.

Anticiparon empresas crisis financiera

"Nosotros ya habíamos tomado decisiones por la crisis inmobiliaria (en Estados Unidos)", comentó Guillermo Demis, contralor de finanzas de Schneider Electric, empresa maquiladora de origen francés ubicada en Tijuana.

Esta planta depende del mercado inmobiliario de Estados Unidos, pues provee componentes para control y distribución de energía eléctrica.

Frente a la crisis hipotecaria, en marzo de este año redujeron la planta productiva en 300 empleados y redujeron gastos de operación.

Durante este año la planta de Tijuana perdió 10% de sus exportaciones de una base de 270 millones de dólares.

Aunque "ya tocamos fondo", el próximo año no pinta mejor que 2008, dijo Demis, pues no hay créditos en Estados Unidos para incentivar la venta de casas.