Culpan a autoridad por el avionazo.

Nacional / El Universal / Noviembre 17, 2008

Las autoridades son corresponsables del accidente del avión Learjet 45 en el que perdieron la vida el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, y otros funcionarios federales, coincidieron pilotos.

El caso evidencia vicios y debilidades en la Ley de Aviación Civil, toda vez que los inspectores de Aeronáutica Civil certificaron a los pilotos del vuelo, señalan los pilotos consultados.

“Habría que analizar los criterios para otorgar certificaciones. Las normas y reglamentos actuales son leyes caducas”, comentó uno de los pilotos que prefirió no ser identificado.

El viernes 14 de noviembre Luis Téllez, secretario de Comunicaciones y Transportes informó: “Ambos contaban con licencia vigente para volar. Sin embargo, la investigación revela presuntas deficiencias en el proceso de capacitación y certificación de ambos para operar el Learjet 45. Se está investigando por el grupo de Factores Humanos la obtención de sus certificados de capacidad, especialmente en el manejo del Learjet 45”.

Aunado, otro de los pilotos comentó que es necesario analizar la actuación del controlador de tránsito aéreo, ya que era su obligación informar al piloto que tenía un Boeing 767 adelante.

Explicó que en Estados Unidos, a raíz de que en los años ochenta hubo un alto índice de accidentes e incidentes por turbulencia de estela ocasionada por aviones tipo B767 y B757 se determinó que por norma los controladores tienen la obligación de informar a los aviones que tienen adelante esos modelos de aeronaves, independientemente de indicar la separación que deben manejar.

“Es (el Learjet 45) como una mosca detrás de un ventilador”, expresó.

Leonardo Sánchez, vocero de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores comentó que rara vez los pilotos ven determinados puntos, como una refinería o una ciudad, todos los vuelos van bajo las reglas de instrumentos.

También llama su atención el que, de acuerdo con la versión estenográfica de la grabación en la cabina, en algunos momentos los pilotos no llamaron a las cosas por su nombre, por ejemplo, en algún momento les piden reducir la velocidad, y uno de los pilotos comenta: “¿Le ponemos un puntito?”, Sánchez se pregunta: ¿a que parte se refieren? “Si bien como piloto puedo intuirlo, no estamos acostumbrados a conducir los vuelos de esa forma”.