Pide IFE acatar ‘sin omisión' las nuevas disposiciones electorales

Llama el consejero presidente del Instituto Federal Electoral, Leonardo Valdés Zurita, a los mexicanos, a blindar el trabajo del IFE mediante una participación activa en la organización de las elecciones

Nacional / El Universal / Octubre 31, 2008

Leonardo Valdés Zurita, consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), llamó a los mexicanos a acatar, "sin omisión ni negligencia", las disposiciones legales contempladas por la nueva reforma electoral.

Al dictar la conferencia magistral "Problemas Electorales de México y su Reforma", en el salón de plenos del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, también pidió a los mexicanos a blindar el trabajo del Instituto mediante una participación activa en la organización de las elecciones.

El IFE, dijo, es uno de los símbolos más representativos del desarrollo político y es la expresión del Estado para hacer los cambios institucionales y armonizar la convivencia política y la transición democrática del país, en las últimas décadas.

Durante los festejos del XXXII Aniversario de Egresados de la Asociación de Abogados "Don Manuel Crescencio Rejón", Valdés dijo que las modificaciones electorales son fundamentales para consolidar los procesos democráticos por lo que todos los actores deben cumplirlas.

Comentó que, de acuerdo con el Plan Integral del Proceso Electoral Federal 2008-2009, el Instituto tiene como desafíos institucionales reforzar la confianza ciudadana y materializar las nuevas disposiciones constitucionales y legales derivadas de la reforma electoral.

Uno de los mayores desafíos del proceso electoral, dijo, será combatir el abstencionismo y ampliar la cultura de participación a través de los canales institucionales.

"Es en el terreno de la participación ciudadana en donde se juega, en buena medida, la sustentabilidad de la democracia moderna, pero también donde se sustenta la legitimidad de los procesos políticos para minimizar los conflictos electorales que puedan sobrevenir", advirtió.

Hizo un resumen de las nuevas atribuciones de la autoridad, para ajustar las condiciones de equidad, en materia de acceso de los partidos políticos a medios de comunicación; los procesos de fiscalización, mediante un árbitro con más fuerza; la regulación de las precampañas y el acotamiento de los tiempos de la contienda para consolidar una democracia menos costosa.

Valdés subrayó la importancia de fortalecer y ampliar la confianza ciudadana, como factor para hablar de un "IFE ciudadano" que refuerce los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad.

Señaló que la democracia comienza su proceso de consolidación en el momento en que los propios ciudadanos aceptan la estabilidad de las instituciones formales y cuando los actores políticos aceptan y respetan las reglas del juego en la contienda comicial.

Refrendó el compromiso del IFE con la libertad de expresión, pero aclaró que como autoridad electoral administrativa atenderá y sancionará todas las quejas y denuncias que presenten los partidos y ciudadanos sobre conductas que vulneren la legislación electoral, particularmente las disposiciones constitucionales.

"Se requiere erradicar las campañas negativas y promover una civilidad democrática caracterizada por el libre intercambio de ideas, elevada calidad en el debate público, participación informada de los ciudadanos, y generación de ofertas políticas con contenidos a la altura de las expectativas de la sociedad mexicana", indicó.

Reiteró que tanto la generación de confianza en la ciudadanía como la exigencia de todos los actores políticos y sociales involucrados en acatar y respetar las nuevas disposiciones legales de la reforma electoral, "son los pilares indispensables para el desarrollo de las prácticas democráticas".