“Un minuto sin legislar, una tonelada de plástico en el mar” Con tsunami de residuos, pide al Senado prohibir plásticos de un solo uso

Urge una ley nacional que obligue a la industria a reducir su producción -

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Abril 03, 2019

- Elevar metas de reciclaje no es suficiente, advierte la ONG

Ciudad de México,  abril de 2019.- La organización ambientalista Greenpeace México, instaló una ola de plástico de más de dos metros de altura frente a las instalaciones del Senado de la República donde se está llevando a cabo la discusión (1) para acordar los términos de la legislación que regule los plásticos de un solo uso.

Junto a la ola gigante, las y los activistas de esta organización colocaron el mensaje “Un minuto sin legislar, una tonelada de plástico en el mar” para hacer un llamado a los senadores de la comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático del Senado, liderados por el senador Eduardo Murat, a legislar por el bien común y no a favor de la industria que pretende resolver el problema reciclando y cargando la responsabilidad en el consumidor final.

Después de varias mesas de trabajo organizadas por esta cámara legislativa a las que fueron convocados diversos sectores como la industria de los plásticos, la academia y la sociedad civil, Greenpeace entre ésta, este martes se discutio el tema de la responsabilidad extendida, punto fundamental para solucionar el grave problema de la contaminación plástica que está ahogando el planeta.

“Los senadores tienen una oportunidad única de legislar en favor de los ciudadanos y no a favor de los grandes intereses corporativos que se mueven en la política. Debe primar el bien común y no el interés de unos pocos que busca maximizar sus ganancias a costa del medio ambiente. Los que producen y distribuyen empaques y envases plásticos deben ser responsables de ellos y deben asumir que este problema no se soluciona reciclando más y mejor, sino haciendo que los productos tengan una vida útil más larga y reduciendo aquel plástico que es innecesario desde su origen”, señaló Miguel Rivas, coordinador de la campaña de Océanos de Greenpeace México.

La organización también realizó un llamado a la ciudadanía para ingresar al muro del Senado en Facebook así como a las cuentas de Twitter de los integrantes de la comisión: @eduardomurat @BcsRicardo @jc_ramirezmarin @XochitlGalvez y @ManceraMiguelMX para pedirles legislar a favor de la reducción en la producción de plásticos.

“Esperamos que se ponga un freno a la contaminación a través de modificaciones a la Ley General de Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LPGIR) para prohibir los plásticos de un solo uso que son innecesarios y responsabilizando a las compañías que producen estos artículos y no a los ciudadanos”, abundó Rivas.

En ese sentido, la Ley que resulte de estos trabajos debería:

1) Poner la responsabilidad en los actores correctos, donde los productores/distribuidores ofrezcan soluciones basadas en la reducción en origen para evitar más producción y uso de plástico y que éste vaya a dar a nuestros océanos.

2) Establecer la obligación del productor/importador de informar al consumidor sobre los impacto en el ambiente que tienen los artículos plásticos que le vende.

3) Prohibir el plástico “desechable” innecesario forzando el cambio cultural evitando las falsas soluciones que cambian el material pero no el modelo de consumo.

4) Evitar, a toda costa, que se considere la incineración como una solución a la contaminación plástica, ya que esto no cambia el modelo cultural si no que lo perpetúa.

Por su parte, los compromisos de las empresas deben ir más allá de reciclar más y mejor. Lo que queremos es que hagan compromisos de reducción, y fomenten el reuso. Los artículos plásticos deben extender su vida útil y dejar de ser de un sólo uso. Sin embargo aquello que no puedan reducir ni reusar si debe ser reciclado asegurándose de que estos artículos formen parte de un modelo de economía circular