Al Momento-

Cofepris es responsable de 17 mil muertes al año, acusa Greenpeace

-La autoridad se niega a atender la crisis de calidad del aire que enfrenta el país

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Noviembre 01, 2018

Las seis  ciudades más contaminadas del país: Monterrey, Ciudad de México, Pachuca, Querétaro, Puebla y Guadalajara.


Ciudad de México.- Activistas de Greenpeace colocaron una ofrenda frente a las instalaciones de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en memoria de las más de 17 mil muertes al año que ocurren por la mala calidad del aire en las ciudades mexicanas y que esta autoridad se niega a atender, de las cuales al menos mil 680 son niñas y niños menores de 5 años de edad. 


De acuerdo con el reporte Contaminación del aire y salud infantil dado a conocer este lunes por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 93% de los niños del mundo menores de 18 años están expuestos a niveles de partículas suspendidas menores a 2.5 micras (PM 2.5) mayores a los fijados en las directrices sobre la calidad del aire de este organismo internacional. 

México no es la excepción, así lo demuestra Greenpeace que recientemente, realizó un ejercicio de monitoreo del nivel de exposición de la gente a las PM 2.5 -contaminante que resulta principalmente de procesos de combustión en motores de vehículos- en 6 ciudades, de las más contaminadas del país: Monterrey, Ciudad de México, Pachuca, Querétaro, Puebla y Guadalajara. 

Entre los hallazgos más importantes, destaca que la población respira aire contaminado en niveles que en varias ocasiones rebasan el límite máximo permitido por la Norma Oficial Mexicana de exposición a PM2.5, establecido en 45 µg/m3, el cual está también por encima de lo recomendado por la OMS (25 µg/m3 promedio diario).

En el monitoreo de Greenpeace, el nivel más alto para PM 2.5 se registró en Monterrey con  127 µg/m3; Pachuca 76 µg/m3; en Ciudad de México 75 µg/m3; en Puebla 48 µg/m3, en Guadalajara 39 µg/m3; en Querétaro 35 µg/m3. 

La contaminación del aire afecta el desarrollo neurológico, como indican los resultados en las pruebas cognitivas, y dificulta el desarrollo psíquico y motor, además perjudica la función pulmonar de los niños, incluso a niveles bajos de exposición. 

“Es indignante que las autoridades responsables de evitar los riesgos a la salud en este país permitan que cada día mueran 50 personas por su negligencia para modificar las Normas, como un paso mínimo para transformar las ciudades del país, pues al tener límites de exposición a contaminantes  más estrictos, se obligaría a los gobiernos a impulsar transporte público, eficiente, seguro y de calidad así como a tener mejores combustibles a fin de mejorar el aire que respira toda la población”, señaló Pablo Ramírez, responsable del tema de calidad del aire de la campaña Revolución Urbana de Greenpeace México. 

Los integrantes de la organización ambientalista exigieron al titular de esta dependencia, Julio Sánchez y Tepoz, que emita una Norma de Emergencia  para cada una de las 5 normas de salud ambiental existentes a fin de proteger los derechos humanos a la salud, al medio ambiente sano y al esparcimiento de la población mexicana. Además pidieron a la Cofepris que inscriba las Normas Oficiales Mexicanas en el Programa de Normalización 2019 para que puedan ser revisadas y actualizadas el próximo año. 

Tras la manifestación pacífica, integrantes de esta organización fueron recibidos por Rocío Alatorre Eden-Wynter, comisionada de Evidencia y Manejo de Riesgos y Guadalupe de la Luz González, subdirectora ejecutiva de Valuación Económica y Análisis de Impacto de la Cofepris,  quienes se comprometieron a inscribir en el Programa de Normalización 2019, las Normas Oficiales Mexicanas de Dióxido de Nitrógeno y Monóxido de Carbono, dos de las 5 Normas de salud ambiental que la organización ambientalista demanda sean actualizadas.

El activista Pablo Ramírez pidió a la gente que se sume a las más de 45 mil personas que han firmado la  petición en línea para exigir a la Cofepris la modificación de las normas en www.calidaddelaire.org, demanda que también ha sido replicada en diferentes estados de la República.