Llega a México un guerrero del arcoíris para luchar por un futuro sustentable

• Exigimos agricultura ecológica, ríos limpios y energía renovable

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Enero 03, 2014

México, D.F.- Greenpeace anunció la llegada de su buque insignia Rainbow Warrior a costas mexicanas. El navío, ícono de la defensa ambiental para abatir el cambio climático alrededor del mundo, arribará el 7 de enero para mostrar que es posible un futuro sustentable, en el que la ciudadanía sea la principal beneficiada y no solo los intereses corporativos que, favorecidos por malas decisiones de gobierno, han convertido a nuestro país en un paraíso para contaminar.

“El medio ambiente y su contaminación no conocen fronteras. El deterioro ambiental en México vulnera a las comunidades en otras latitudes. Las recientes reformas –energética, política, hacendaria, laboral y educativa- dejaron nuevos retos en todos los sectores, incluido el ambiental. Durante 20 años en México, esta organización ha demostrado que con el poder de la gente se puede proteger el planeta. Ahora que empezamos un nuevo capítulo para la oficina mexicana invitamos a todos los ciudadanos a convertirse en guerreros del arcoíris y juntos transformarnos en un país verde e inclusivo, en el que sociedad, gobierno y empresas asuman responsabilidades por sus decisiones y actos”, señaló Femke Bartels, nueva directora ejecutiva de Greenpeace México.

“Al contar con la segunda economía más fuerte a nivel Latinoamérica, México es un país con un alto potencial de crecimiento, pero el desarrollo económico no puede ser a costa del medio ambiente. El gobierno federal está en una encrucijada y tiene el poder de decidir si llevar al país por un camino de desarrollo sucio, devastador y contaminante o apostarle a un desarrollo sustentable”, abundó Bartels.

“Actualmente el gobierno mexicano pretende llevar a nuestro país hacia un retroceso ambiental debido a sus malas decisiones, por ello Greenpeace le exige ir por la vía de la sustentabilidad: combatir la contaminación tóxica de los ríos a través de una legislación que impida a la industria verter sustancias químicas peligrosas en los cuerpos de agua y vigilar su cumplimiento. Asimismo, la administración de Enrique Peña Nieto debe hacer a un lado la dependencia al petróleo, los planes de explotación profunda de este hidrocarburo y aprovechar las energías limpias como la solar, la eólica, geotérmica, fotovoltaica y pequeñas hidroeléctricas con justicia social, a fin de combatir el cambio climático”, dijo Aleira Lara, coordinadora del tour en México del Rainbow Warrior.

“En tanto, para garantizar alimento sano y suficiente para la presente y las futuras generaciones, los gobiernos federales, locales y municipales deben impulsar una agricultura ecológica y dejar atrás la agricultura industrial basada en un elevado uso de agroquímicos, de semillas transgénicas y el avance de la frontera agropecuaria sobre los bosques”, agregó Lara.

El recorrido del barco estará dividido en dos etapas. La primera de ellas se desarrollará del 7 al 19 de enero por el océano Pacífico, donde visitará los puertos de Mazatlán, Sinaloa; Puerto Vallarta, Jalisco y Acapulco, Guerrero. Para la segunda etapa, el barco volverá por el océano Atlántico del 15 al 23 de febrero para atracar en el puerto de Cozumel, Quintana Roo y por último en el puerto de Veracruz.

“La llegada del barco Rainbow Warrior es un elemento inspirador para que las comunidades y ciudadanos usemos el poder que tenemos para transformar nuestro entorno si actuamos juntos para protegerlo. Nuestro barco es el emblema de la Acción Directa No Violenta y es el faro de esperanza para millones de personas alrededor del mundo. El Rainbow Warrior abrirá sus puertas para que las personas lo conozcan y se unan a navegar por un futuro sustentable”, dijo Adriana López, coordinadora de voluntarios.

“A lo largo de este tour tendremos actividades -para el público en general-, en las que se podrán palpar alternativas para proteger los recursos naturales: el agua, los bosques y las semillas para abastecer nuestra alimentación así como el potencial de las energías renovables para abatir problemas globales como el cambio climático”, añadió López.

Primera etapa:

• Del 7 al 9 de enero. En Mazatlán, Sinaloa, demostraremos que la agricultura ecológica es una opción viable frente a la producción agroindustrial que daña al medio ambiente.
• Del 11 al 14 de enero. En Puerto Vallarta, Jalisco, señalaremos la contaminación tóxica de los ríos de México -causada muchas veces por la industria- ante la falta de regulación sólida en nuestro país.
• Del 17 al 19 de enero. En Acapulco, Guerrero mostraremos los impactos del cambio climático y la necesidad de cambiar a energías renovables para proteger a las comunidades.

Segunda etapa:
• Del 15 al 17 de febrero. En Cozumel, Quintana Roo, demostraremos que el sur también produce, exaltando el trabajo de las comunidades mayas que protegen los recursos naturales.
• Del 21 al 23 de febrero. En Veracruz, expondremos cómo las energías renovables son la solución a los impactos negativos de la explotación de hidrocarburos.

El público interesado en conocer el Rainbow Warrior puede visitar el sitio: www.subetealbarco.org