Al Momento-

Advierte Greenpeace campaña de deslegitimación ante informe de IPCC

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Septiembre 10, 2013

Washington, DC, 10 de septiembre 2013.- Durante dos décadas, empresas contaminantes han destinado grandes cantidades de dinero a desprestigiar las conclusiones del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), frenando así soluciones reales a la crisis climática, denunció Greenpeace.

La oficina de Estados Unidos de esta organización ambientalista alertó que las campañas de deslegitimación podrían intensificarse en los próximos días cuando el IPCC presente su Quinto Informe de Evaluación. Del 23 al 26 de septiembre, científicos de todo el mundo se reunirán en Estocolmo, Suecia, para presentar a los representantes de las políticas públicas, la última información científica relacionada con el Cambio Climático.

En este marco, Greenpeace presentó el informe “La negociación de la duda: la máquina de negación del clima vs la ciencia del clima”, en el que documenta como a lo largo de 20 años se han financiado campañas para deslegitimar los argumentos científicos del IPCC, incluyendo los esfuerzos actuales por el Instituto Heartland, la financiación de esas campañas, y la amplia gama de tácticas y trucos utilizados para socavar la ciencia legítima. Ejemplo de ello, es el reporte del Instituto Heartland -que será presentado la próxima semana- titulado "Climate Change Reconsidered” elaborado por un grupo que se hace llamar Panel No Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (NIPCC).

En el informe de Greenpeace se muestra cómo el NIPCC difiere de los cambios científicos cruciales suministrados por el IPCC basándose sólo en documentos escritos por los negadores y cómo el Instituto Heartland es fuertemente financiado por grupos promotores de combustibles fósiles.

"Podemos documentar una máquina de negación del cambio climático bien financiada que se aceleró en la década de 1990, impulsada por millones de dólares de las empresas contaminantes. Ellos todavía están luchando contra la ciencia y siguen financiando estos esfuerzos. El legado de estas corporaciones, grupos delanteros, organizaciones e individuos que han amenazado a los científicos y las instituciones científicas como el IPCC, es un retraso en el tiempo de reacción y soluciones a la crisis climática. Esto significa que el calentamiento global golpeará más duro y será más costoso de solucionar”, afirmó el director de Investigación de Greenpeace en Estados Unidos, Kert Davies.

Los informes de evaluación del IPCC consideran las estimaciones definitivas del riesgo climático global, e incluyen las contribuciones de cientos de científicos, en cada lanzamiento de una nueva evaluación, el IPCC se somete a una serie de ataques de negadores que pintan constantemente los informes como exageraciones. "La negociación de la duda" pretende ser una introducción a la historia de esos ataques, qué hay detrás de ellos, quién los financia y los trucos sucios desplegados.

"Los informes del NIPCC son un claro intento de embrollar la ciencia en lugar de proporcionar claridad", dijo Davies. "Es increíble que alguien pudiera tomar en serio estos intentos de confundir a los medios de comunicación y al público después de ver la historia de la mentira y la desinformación perpetuada por estos autores, y sobre todo el dinero de combustibles fósiles detrás de ellos".
El informe de "La negociación de la duda" incluye:
• Antecedentes de los ataques a los informes del IPCC desde la primera evaluación en 1990 hasta la actualidad.
• Descripciones de los continuos intentos de atacar a los científicos de manera individual y su trabajo, tal es el caso de Michael Mann, el Dr. Benjamin Santer, el Dr. Kevin Trenberth y James Hanson.
• Tácticas y trucos de negadores, incluyendo credenciales falsas y apoyo científico falso.
• Un segundo vistazo a el escándalo "Climategate", lo que realmente sucedió, y la exoneración de los científicos en el corazón de esa historia.
• El alcance global de la máquina de negación del cambio climático.
• El "ejército continental " - el pequeño grupo de voceros y estrategas que han perpetuado estos ataques más de dos décadas.