CONCADENAN RICAS HISTORIAS DEL DEVENIR DE LA REGIÓN

Cronistas rinden tributo a compañero

Cultura / Lidia Bonilla / Abril 24, 2009

“Un matense digno de admirar y valorar. Yo quisiera recordarlo siempre con esa alegría y entusiasmo” Marco Flores

TAMPICO.- Cronistas de la zona conurbada del Sur de Tamaulipas y Norte de Veracruz recordaron a su compañero, el maestro mantense, Juan José Mata Bravo, fallecido recientemente y compartieron además amenas e interesantes pasajes históricos de los municipios de ambos estados, prevaleciendo principalmente el de la fundación de los cinco Tampicos
.
En este encuentro de Diálogos de Cronistas del Norte de Veracruz y Sur de Tamaulipas, se destacó la presencia del Padre Carlos González Salas, cronista vitalicio de Tampico, que causo el beneplácito de los ahí reunidos.

La mesa estuvo engalanada con la presencia de dos damas, Carolina Infante Pacheco, cronista de ciudad Madero y María Luisa Herrera Casasur, cronista de Tampico Alto, y encabezada por Reynaldo Castillo Portes, cronista de Altamira y Presidente de la Asociación estatal de cronistas de ciudades y villas de Tamaulipas.

Estuvo además Clemente Rendón de la Garza, cronista municipal de Matamoros y ex Presidente de la Asociación Nacional de Cronistas; José Alfredo Pérez Moctezuma, cronista de ciudad González; Andrés Godínez González, cronista de ciudad Xicoténcatl, y Marco Antonio Flores, cronista adjunto de Tampico, además, el Dr. Francisco Castellanos, destacado huapanguero e hijo del primer cronista de Altamira.

En la reunión se dio lectura de la biografía del maestro Juan José Mata Bravo, “Parte de lo que queremos recordar en ésta reunión es a un compañero que deleitaba con su presencia. A pesar de su estado de salud, llegaba con ánimo y entereza a las reuniones”, apunto antes de entrar de lleno a la vida del homenajeado.

Juan José Mata Bravo, nació el 24 de junio de Villa Juárez, hoy ciudad Mante Tamaulipas, alos 20 años ingresó a la radio difusora XECL. En el año 1962, fundó la delegación Mante del sindicato de trabajadores de la industria de la radio. En 1980 ingresó al periodismo activo y en ese mismo año se integró a la Asociación de periodistas de Mante.

El 6 de mayo de 1996 fue nombrado cronista de su ciudad. Ingresó como miembro activo de la Asociación de cronistas de ciudades mexicanas y a la Asociación de cronistas de villas y ciudades de Tamaulipas, así como a la Asociación de cronistas de la Huasteca al norte de Veracruz y sur de Tamaulipas. Más tarde ocupó la presidencia de la Asociación estatal de cronistas en el periodo 2002-2004.

Mas adelante, la cronista maderense Carolina Infante, diserto sobre la importancia del petróleo en la zona y dio lectura a interesante artículo donde se habla sobre Don Benito Camero, y la huelga contra la compañía petrolera Pearson ‘s Company, con el fin de hacer efectivo el derecho de los trabajadores en mayo de 1919. “El concepto de ideales en las huelgas de los trabajadores ya no son las mismas de ahora”. .

La presencia del Padre Carlos González Salas, sirvió para que Gustavo Compeán manifestara su despertar por la investigación en la historia, entre el publico también estuvo Guillermo Bravo.

Reynaldo Castillo Por su parte, como cronista de Altamira destacó la gran influencia de José de Escandón en la fundación de los diferentes Tampicos que ha habido en la historia y los cambios geográficos que desde entonces se han dado en la zona, se refirió además a la reciente celebración de la fundación o repoblación de Tampico.y destaco la importancia del Puerto de Altamira, recordando incluso la frase inmortalizada por el periodista Rogelio Rodríguez Gonzales, presidente de la junta de Administración Civil de la entonces Villa de Altamira y acuñó la frase “De la Vieja Villa a Ciudad y Puerto Industrial”

Mientras que el cronista de Pueblo Viejo, hablo de su municipio e invito a las festividades de su fundación que se realizarían este viernes.

El Dr. Francisco Castellanos Lara por su parte, compartió un interesante articulo de su autoría en donde hablaba del otro puerto, el fluvial que existía en los tiempos de su padre, el primer cronista de Altamira.

La velada se desarrollo muy amena entre pasajes históricos y vivencias de los asistentes