Al Momento-

Muere el escritor Francisco Ayala

Fallece a los 103 años el español debido a un debilitamiento de sus facultades físicas que se vieron afectadas desde el pasado mes de agosto cuando se vio afectado por una bronquitis de la que tardó en recuperarse

Cultura / El Universal / Noviembre 03, 2009

Madrid, España .-07:29 El ensayista y novelista español Francisco Ayala falleció en Madrid a los 103 años, informó el presidente de la Fundación Ayala, Rafael Juárez.

Ayala, nacido en Granada el 13 de marzo de 1906, Premio Cervantes en 1991 y Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1998, fue uno de los referentes intelectuales de España en la segunda mitad del siglo XX y escribió medio centenar de libros.

Entre ellos destacan "La cabeza del cordero" (1949) , "Los usurpadores" (1949) , "Historia de macacos" (1955) , "Muertes de perro" (1958) , "El fondo del vaso" (1962) , "Diablo mundo" (1964) , "El jardín de las delicias" (1971) y "El jardín de las malicias" (1988).

Al término de la guerra civil española (1936-1939) , Ayala se exilió en Argentina, donde ejerció la docencia y fundó la revista "Realidad" , entre 1939 y 1950.

En 1950 se trasladó a Puerto Rico, donde reorganizó los estudios de Ciencias Sociales y fundó la revista "La Torre" , y posteriormente a Estados Unidos, en donde ejerció la docencia en el Brooklyn College de Nueva York y en la Universidad de Chicago, entre otros centros, hasta su regreso a España en 1960.

A pesar de su avanzada edad, Ayala continuaba lúcido en los últimos tiempos y era objeto de múltiples homenajes en España, como el que se organizó en 2006 con motivo de su centenario.

Ayala murió en su domicilio de Madrid debido a "un debilitamiento" de sus facultades físicas, que se había ido acentuando en las últimas semanas, según Rafael Juárez.

El escritor, que el próximo 16 de marzo hubiera cumplido 104 años, "gozaba de relativa buena salud" hasta que el pasado mes de agosto se vio afectado por una bronquitis de la que tardó en recuperarse.

Los restos mortales de Ayala serán traslados al tanatorio del Parque de San Isidro, en Madrid, donde se instalará la capilla ardiente y mañana, miércoles, serán incinerados.