MININOTICIERO DE ALEJANDRO.

Falsos Profetas

Columnistas / Lidia Bonilla / Junio 17, 2019

Columnista invitado: Alejandro Alemán Treviño

FRASES P´A LOS BRONCES.

Tengan cuidado con los falsos profetas, que vienen a ustedes disfrazados de ovejas, cuando en realidad son lobos feroces.  

MATEO  7:15

El otro día, la policía de California en los Estados Unidos capturó a un líder religioso; Nasson Joaquín García; “apóstol” de la Iglesia Cristiana “La Luz del Mundo”;  acusado de múltiples y vergonzosos delitos sexuales, cometidos contra mujeres, algunas menores de edad, integrantes de su feligresía.- No es la primera vez que líderes de esa religión son acusados de actos impropios de su ministerio. Pero para ser justos todos los líderes de todas las iglesias han propiciado escándalos de todo tipo; en todos los tiempos y en todas partes del mundo. Los enormes y fastuosos templos erigidos para rendir pleitesía al creador se toman como ejemplo que Dios Jehová bendice ese liderazgo. Se autonombran apóstoles, pastores, sacerdotes y representantes de Jesucristo en la tierra. Afirman que pueden hacer milagros por ser los intermediarios entre el Redentor y los pecadores que ansían ser salvos, y para esparcir todo ese prodigio, solicitan grandes cantidades de dinero, en forma de ofrendas, diezmos, limosnas y venta de indulgencias; pero hoy en día, con la facilidad de la comunicación; nos enteramos de las blasfemias del católico padre Marcial Maciel, de sus pederastias inconfesables; del asesinato de estudiantes en CANOAS Puebla; de las masacres de lo CATAROS, en Francia, durante el reinado de Felipe Augusto, siendo Papa Inocencio III y el inquisidor Simón de Montfort; No se sabe a ciencia cierta cuantos cátaros asesinaron, entre niños ancianos, mujeres y hombres, pero se estima que fueron aproximadamente 300,000.-   De la quema de brujas en Salem, Massachusetts; del dominio absoluto del monje ruso Grigori Yefinovich, apodado Rasputín; en la corte de la zarina Alexandra o el manipuleo de los feligreses mormones por sus líderes, Joseph Smith y Brigham Young. Siempre se aduce la misma cantaleta. “Todo se lo debemos al Señor y es justo retribuirle algo con dinero”.

Las religiones son un modus vivendi y mientras exista fe y esperanza divina de vivir eternamente en el Paraiso, en una eterna fiesta ; continuará la extorsión religiosa. Desde este momento, convoco a todo aquél que quiera ser salvo a unirse a mi feligresía del Templo Cristiano “Ayudas al Creador”. Prometo disminuir los Diezmos, hasta convertirlos en Ochosmos y a los fieles al corriente con sus ofrendas; les regalaré un centenar de indulgencias, además que, por edad avanzada, no acosaré sexualmente a las feligresas, como se acostumbra.  AMEN.

LA ESTUPIDEZ HUMANA ES INCONMENSURABLE.